Primer enjambre, temporada 2016.

26 abril, 2016 por Salvador Dejar una respuesta »

No podíamos dejar de contaros, lo que ya se ha convertido en una tradición en ASAF, el primer enjambre dela año!.Es Jueves, 14 de abril, a las 15:10 suena el teléfono, un número desconocido, el interlocutor me decía que un agente del SEPORNA le había proporcionado mi teléfono, un enjambre de abejas había aparecido detrás de su casa y se había posado en un olivo, ¡Nuevamente en el Baradello!

Recurrentemente, recibimos algún aviso de esta urbanización cercana a Alcoy, pensamos que fue establecida en mitad de una de las más importantes vías de paso de la ancestral RUMES Mariola, debía de estar en medio de un ramal de abastecimiento de las rutas de enjambres silvestres porque, raro es el año que no recibimos algún aviso.

Ya no es ya muy frecuente ver enjambres de ese tamaño, a los enjambres que solemos acudir estos últimos años, después de hacer los preparativos y el desplazamiento, es muy frecuente encontrar enjambres de tamaños poco mayores que el de una naranja, en ocasiones ni eso.

En estos casos de enjambres poco populosos, es poco probable que las abejas puedan progresar, a menos que seamos capaces de aportarles una ayuda muy importante. Afortunadamente en este caso, caso fue una grata sorpresa ver que el tamaño se correspondía a un enjambre con un buen tamaño, y con capacidad de supervivencia adecuado, me alegré mucho por él.

En poco más de una hora y media ya pude abandonar la propiedad y correr hacia el lugar donde reubicaría el enjambre, que rugía en mi coche, no parecían contentas de haber sido molestadas durante su migración. Es muy aconsejable en estos casos ofrecerle un panal de cría, preferentemente de cría reciente al enjambre:

Apelamos a su instinto de maternal para invitarles a que se queden en el NIP que les estás ofreciendo, porque de lo contrario, es muy probable que, asustadas como están, levanten el vuelo y se marchen; bien, si encuentran un buen sitio donde vivir, mal si no es así y se malogra todo, por falte de un buen espacio donde edificar sus panales.

Conseguí pues, un panal de cría reciente de uno de los NIP vecinos, la colonia donante, no ofreció este donativo de buen grado y sus vigilantas me acompañaron el resto de la reubicación, en condiciones normales puedes efectuar la reubicación en manga corta y sin equipo, porque no son agresivas en el estado de enjambrazón, personalmente prefiero reubicar sin equipo, me gusta el contacto directo con las abejas, me parece más amigable.

Como es costumbre en mí, pongo este panal en segunda posición a la izquierda del NIP, la observación de enjambres entrados de forma natural, me ha hecho ver, que prefieren edificar al este del espacio elegido, supongo que porque así tienen el nido de cría en la primera de las paredes iluminadas y calentadas por el sol porque las estaciones polinizadoras siempre están orientadas al sur. Le doy entonces oportunidad de edificar a la izquierda y a la derecha de este panal central, pero con orientación al este, para aprovechar esto primeros rayos de sol primaveral del que disponen a primera hora de la mañana.

Una vez abierto el transporte, puedes oír nuevamente el sonido del vuelo a alta frecuencia, típico en el momento de la enjambrazón, dispones de muy poco tiempo para enseñarle y que acepten el panal de cría, dejo el panal en contacto directo con el grueso de abejas y permito que lo colonicen, por lo general lo hacen muy rápidamente, en pocos segundos dejo de ver el panal y parte de la mano con que lo sostengo, ya puedo, con cuidado, desplazar este panal hacia el NIP, teniendo cuidado de no pisar ninguna abeja, cualquier sonido fuera de lo normal provocaría un abandono.

Después es muy importante que vean un lugar seguro, adecuado y oscuro, cubro con la tapa el noventa por ciento del NIP, para permitir que el grueso del enjambre entre por arriba, pronto descubrirán la entrada habitual en la piquera y empezarán a hacer la llamada con el órgano de Nasanov que las convoca.

Este dispositivo de llamada olfativo, es muy efectivo y en una hora u hora y media el grueso del enjambre ya habrá entrado al NIP, es apreciable el descenso de la agitación y la bajada de frecuencia en el sonido del vuelo, que poco a poco parece cambiar a unos vuelos de reorientación y como de aceptación del nuevo espacio “encontrado”.

Al final, queda en la piquera un pequeño grupo de abejas que parecen estar recibiendo a las últimas despistadas. Ha acabado el viaje pero, hay ahora mucho trabajo que hacer, en dos o tres días pueden haber construido los dos panales nuevos que abrigarán al panal central aportado, en unas semanas pueden haber edificado el resto del espacio disponible en un módulo.

¡Tenemos una nueva colonia viable!

1 comentario

  1. José Benito dice:

    Impresionante enjambre, buen trabajo Salvador!
    Aquí mi colmena pequeña sigue esperando habitantes, creo que los vientos de la zona no permiten que prosperen las abejas, pero veremos, aún tengo paciencia suficiente para esperar unos meses. Un abrazo y mucho ánimo.

Deja un comentario