Primera de las citas de otoño, Fireta del 9 d’Octubre.

2 octubre, 2017 por Salvador Dejar una respuesta »

Es ya un clásico de los eventos,  estaremos en la feria del libro del 9 d’Octubre en Alcoy, en el parque de “La Glorieta”, Plaza Ramón y Cajal de Alcoy los días 7, 8, y 9 de octubre una vez más recibiendo a los socios y repartiendo su Miel-Socio. Este año hemos querido hacer algo especial, si gusta, puede que lo repitamos…

A las doce del mediodía del sábado 7, haremos un taller de fabricación de colmenas ecológicas de paja con las técnicas que desarrolló mi padre en estos quehaceres; hay un salto generacional perdido, no sabemos cómo fabricaban las colmenas los antiguos apicultores, o ellos mismos o por encargo.

Llegó a manos de nuestro fundador una colmena que databa de hacía 150 ó 200 años, quedó olvidada en una buhardilla, en una antigua casa de labor, estaba haciendo las veces de nido de paloma y estaba muy estropeado.

Enseguida se dio cuenta de que el urdimbre estaba bien, hizo identificar la paja con la que se fabricaba, era  hyparrhenia hirta, una paja que se empleaba en las cuadras para que los caballos tuvieran un lugar seco donde tumbarse si se necesitaba. Era la trama lo que le preocupaba, se encontraba en un estado  lamentable porque constaba de la típica cuerdecita de esparto machacado que con el tiempo  se había deshilachado, empezó de inmediato una reconstrucción.

Para esta tarea aportó una novedad inédita para este tipo de colmenas, disponía de hilo galvanizado de alambrar los panales de colmenas convencionales y empezó a reforzar con este novedoso hilo la antigua colmena olvidada.

Pronto desarrolló un nuevo método de fabricación que resultaría increíblemente eficaz: Comprobó que el hilo de alambre galvanizado por su capacidad de soportar presión, comprimía la paja de “Melatge”, que es el nombre común de esta hierba, la compactaba de forma tal que por sí misma creaba una estructura muy sólida, mucho más que las colmenas antiguas, para clavar un clavo, se hacía necesario usar un martillo, como en una madera.

Dentro de la colmena se producen unas severas humedades al des-hidratar el néctar para convertirlo en miel, este material, por la propia capilaridad de la paja, es capaz de absorber esta humedad desde el tallo y  conducirlo hacia las puntas de las hojas, por eso mi padre siempre cosía la paja desde el tallo hacia las orillas, la capilaridad solo funciona en un sentido con lo que la humedad no entra a la colmena desde el exterior, que a la postre, acabará cubierto de propóleos en su interior que aportarán las propias abejas.

Para sujetar la paja mientras cosía desarrolló un sistema de ganchos con una estructura que dejaban pasar la lesna que canalizaba el hilo a través de la paja y dejaba espacio para poder pasar el hilo de alambre. Unos muelles iban sujetando firme mente la paja a un soporte, sin misterios; un bidón metálico al que se le habían practicado una serie de almenas en la base para poder coser desde toda la paja.

Es difícil explicarlo con palabras, ven a verlo a la glorieta, de paso, llévate tu Miel – Socio, ¡es muy buen momento para renovar cuota!

Seguimos!

Deja un comentario